Escuchando Rock! Kánaán. The Neal Morse Band. Porcupine tree.

Escuchando Rock! Kánaán. The Neal Morse Band. Porcupine tree.

Escuchando Rock! Kánaán. The Neal Morse Band. Porcupine tree. 1
3.5 out of 5 stars (3,5 / 5)

Kánaán, Windborne, 2018

Si la semana pasada os recomendábamos una de las novedades del excelente sello danés El Paraiso Records, hoy queremos acercaros otra de sus excelentes novedades, el nuevo trabajo de los Kánaán, Windborne, publicado el pasado 2018.

Como muchos ya sabéis y cómo ya explicábamos la semana pasada con motivo de Instrumentaly de Jakob Skott, El Paraiso Records son un estupendo sello danés especializado fundamentalmente en Rock Psicodélico, progresivo, Post Rock y Space Rock, con pinceladas de jazz y experimentación sonora. Su pequeño catálogo de bandas es brillante y muy muy disfrutable.

Kánaán son nuevos en la casa pero encajan perfectamente con la filosofía musical de El Paraiso Records. Son un power trio noruego que ofrecen una excelente mixtura de Jazz Rock, Fusión y Post Rock y sus más cercanas influencias, segun comentan, son la Mahavishnu Orchestra y The Eleventh House de Larry Coryell, nada menos.

Windborne es el debut de la banda y es un disco fresquísimo y muy sorprendente, merece la pena perderse un rato por sus vericuetos musicales. Kánaán son Ask Vatn Strøm a las guitarras, Ingvald André Vassbø a la batería y Eskild Myrvoll al bajo.

Muy muy bueno. 100% recomendable.

Escuchando Rock! Kánaán. The Neal Morse Band. Porcupine tree. 2
3 out of 5 stars (3 / 5)

The Neal Morse Band, The Great Adventure, 2019

Neal Morse es un vocalista y compositor de Rock progresivo, neo y crossover, bien conocido por su trabajo junto al supergrupo Transantlantic en el que se encontraban también miembros de Marillion y Dream Theater y también es conocido por su trabajo como líder en The Neal Morse Band.

No somos muy de neo progresivo en La Ruleta Rusa pero nunca dejamos de echar una escucha a lo que se cuece y creemos que éste The Great Adventure merece la pena esa escucha. The Great Adventure sucede al que es probablemente el mayor éxito de Neal Morse y su banda, el monstruoso The Similitude of a Dream y uno de los mayores retos de este nuevo álbum era ofrecer algo, si no mejor, al menos a la altura de su predecesor, bendito problema al que se han enfrentado multitud de bandas.

The Great Adventure podría ser hermano gemelo perfectamente de su antedecesor, ya que la estructura musical y conceptual del álbum es muy parecida y a los que os gustó The Similitude of a Dream, os gustará sin duda The Great Adventure.

Si nos quedamos con la música y pasamos por alto lo pesado que se pone Neal Morse con el tema religioso, The Great Adventure es un estupendo álbum que sí es verdad que al final empalaga un poco.

En fin, echarle una oída y opinais.

Escuchando Rock! Kánaán. The Neal Morse Band. Porcupine tree. 3
4.5 out of 5 stars (4,5 / 5)

Porcupine Tree, The Sky Moves Sideways, 1995

Poco más queda ya por escribir y por decir sobre Porcupine Tree. Desde La Ruleta Rusa ya sabéis que los consideramos como la «última» gran banda progresiva, debido a su trayectoria e influencia. Y su líder, Steven Wilson sigue siendo hoy en día uno de los personajes más influyentes en el panorama progresivo contemporáneo.

Desde sus inicios allá por 1987, Porcupine Tree se desmarcó de la mayor parte de las bandas progresivas de la época y anteriores, ofreciendo un sonido fuertemente influenciado por bandas como Pink Floyd pero además añadiendo muchas pinceladas personales que los destacaban del resto. Su respeto hacia el mejor progresivo clásico y la extensión de éste sobre su música, marcan toda su trayectoria, la de una banda que se sitúa entre el rock progresivo clásico y el rock progresivo contemporáneo en un lugar propio y destacado.

Aprovechando la edición remasterizada de Steven Wilson del tercer álbum de la banda, el estupendísimo The Sky Moves Sideways, volvimos a disfrutar de este estupendo trabajo que marca un antes y un después en la música de la banda, así como también lo hizo el extraordinario Signify, que se publicó un año después de éste. La banda en su mejor momento, bajo mi punto de vista, un cenit creativo que ya no abandonarían hasta el final de su trayectoria y que ya se atisbaba en el álbum anterior, el también estupendo Up The Downstair, del año 1993.

En fin, no hace falta niguna excusa para disfrutar de la música de Porcupine Tree y los que queráis iniciaros en ella, sin duda The Sky Moves Sideways es una muy buena primera piedra de toque. 100% recomendable.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

es Spanish
X
Get Widget
Suscríbete a la newsletter de La Ruleta Rusa Radio Rock
Holler Box